DÁMASO JIMÉNEZ: CÓMO QUEBRAR LA ECONOMÍA EN SEIS MESES

DÁMASO JIMÉNEZ: CÓMO QUEBRAR LA ECONOMÍA EN SEIS MESES

292
0
COMPARTIR

El gobierno de Maduro comenzó esta última semana una tediosa campaña hueca en argumentos y repetitiva en su intención de eximirse y zafarse del grave colapso económico y financiero que tenemos encima, reforzando cada devastador señalamiento de inflación, escasez, desabastecimiento e iliquidez monetaria con la única respuesta que ostentan para justificar lo injustificable, que todo es un saboteo del imperio, la oposición y los enemigos del poderoso e inalcanzable CEN del PSUV, que no entienden que el progreso del comunismo está justamente en la anarquía, el caos y la destrucción plena de la economía de este tan odiado y maltratado país petrolero

Todo devino luego del apagón nacional como paroxismo de la crisis y reflejo ineludible del mal gobierno que lidera Maduro en poco menos de 6 meses, muy al estilo de que “esto se lo llevó quién lo trajo y el último en salir que ni siquiera se tome la molestia de apagar la luz porque no hay”, en el que abiertamente y en claro irrespeto de la inteligencia del venezolano, pretenden no sólo hacer caso omiso a las advertencias hechas por especialistas de que las cosas todavía pueden ponerse peor, sino que prefieren huir hacia adelante en un altisonante coro de improvisados anunciando la creación de un Órgano Superior de Defensa Popular de la Economía, que funcionará a fuerza de consignas como “Cero tolerancia con las conspiraciones” y llamados constantes en cadena contra los saboteadores que parecen funcionar desde el alto gobierno.

Cuando uno escucha una respuesta como la dicha por ejemplo por la superintendente nacional de costos y precios justos Karlin Granadillo, alegando que todo este desastre es consecuencia de terceros uno pregunta ¿quién gobierna este país, tan malos?  ¿Tan nefastos son sus funcionarios?

Será que Granadillo no maneja suficiente información ni escucha las cadenas de Maduro y Merentes en relación al tema ni revisa cifras o está ocupada en otro tipo de planes alejados a la realidad del país. El Cendas informó hace unos días que la canasta alimentaria tuvo un incremento de 5,2 % en el último mes, se ubicó en 6.810,49 bolívares en agosto. La variación anualizada es 75,2% equivalente a 2.922,61 bolívares. Escasean la leche en polvo, sardinas, pollo, carne de res, margarina, azúcar, aceite de maíz, arroz, harina de trigo y de maíz, pastas y café. ¿Cómo lo resolvemos? Persiguiendo nuestra cola como perros dando vueltas sobre sí mismos, o haciendo gobierno con todas las instancias posibles para despejar la hambruna que se nos viene encima y que Maduro y Granadillo insisten en desconocer.

La ruina del poder adquisitivo de los trabajadores se viene generando desde hace meses como consecuencia de las malas políticas de entrega de nuestro recurso a otros países, la malversación de fondos en asuntos del partido de gobierno por encima del bienestar general, el desgaste de las reservas internacionales, fuente de los dólares para las importaciones, para pagar la deuda externa y respaldar la moneda, la dificultad de conseguir los dólares necesarios para cubrir las compras en el exterior se han vuelto insufribles para un país quebrado como el nuestro que debe buscar oxígeno a China porque todo se agotó, y lo que quedó ya fue robado por la corrupción galopante de quienes hicieron fortuna desde la revolución.

Si hay saboteadores deben estar destruyendo el país desde el mismo gobierno desde hace ya un tiempo, enriqueciéndose con negocios ilícitos, instaurando las expropiaciones de las fincas que quedaron improductivas, minando la seguridad alimentaria a través de la importación de productos de la cesta básica y preparando un desabastecimiento de productos de primera necesidad que mantiene en ascuas y en estado de neurosis colectiva a todo un país ingenuo que sufre los embates de un gobierno ilegítimo en cuanto a ideas para salir del atolladero en que nos mantiene entrampados.

Mucho de esto podría explicarlo el exgobernador de Aragua, Rafael Isea, un conocedor del manejo de las finanzas de este proceso ahora que testificará como protegido de la DEA. Entonces quedará para la posteridad la fórmula para quebrar económicamente un país en menos de 6 meses, para que ningún otro país lo sufra en carne propia. Para eso contaremos con la línea gratuita 0-800-Sabotaje.

@damasojimenez

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta