Dámaso Jiménez/ Los chavistas de la CIA: Asuntos estratégicos

Dámaso Jiménez/ Los chavistas de la CIA: Asuntos estratégicos

315
0
COMPARTIR

 

En esta segunda entrega de la serie se encuentran algunos funcionarios y colaboradores que han sido acusados por autoridades del PSUV de haber colaborado con la CIA. Lo cierto es que fueron testigos ubicados en el primer anillo y testigos de excepción de como se destruyó un país. 

2-. El hombre que sabe demasiado

Resultado de imagen para rodríguez torres y cabello

Después de su participación en el golpe de Estado del 92, haber sido el hombre de la inteligencia y contrainteligencia de Chávez por una década, ministro de interior y justicia de los primeros años de gestión de Maduro y ficha de cuidado para sustituir un nuevo gobierno de coalición, Miguel Rodríguez Torres, con tentáculos en el resto de los poderes, ha sido señalado en varias oportunidades por el propio jefe de gobierno de ser un hombre de la CIA.

General chavista con mucha información y pruebas sobre narcotráfico y asesinatos, lavado, parcelas de poder y negocios turbios desde la administración pública, Rodríguez Torres no niega su relación con la Agencia Central de Inteligencia por sus siglas en inglés, desde que Chávez le solicitara no perder contacto con el más importante buró policial internacional. ¿Por qué motivo?

El heredero de la revolución lo ignora. Rodríguez Torres alega que fue un asunto estratégico.

Lo cierto es que el máximo líder supremo fue avisado poco antes de morir por su general de confianza, Alberto Muller,  de haber estado sentado sobre un peligroso “nido de alacranes”, y la CIA era el único hilo conductor con información clasificada sobre la existencia de uno de los carteles más sanguinarios al frente de gobierno alguno.

Resultado de imagen para rodríguez torres y cabello

Luego de las amenazas de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez, Néstor Reverol e Iris Varela, Rodríguez Torres aseguró tener listas las pruebas que vincula a este grupo de altos militares y otros jerarcas del oficialismo, con el capo del narcotráfico Walid Makled, condenado en 2010 a 14 años de prisión por lavado de activos y narcotráfico y cuyas empresas fueron repartidas entre las principales cabezas de los grupos económicos de quienes aún se hacen llamar “los hijos de Chávez”.

Torres prometió adelantar detalles a través de “extractos de videos” sobre una entrevista que sostuvo con Mackled, empresario de origen árabe, quien fungió durante la revolución como hombre de confianza muy cercano a altos funcionarios del gobierno, aunque luego cayó en desgracia y fue condenado por enviar toneladas de droga hacia los Estados Unidos.

Rodriguez Torres es considerado un policía de cuidado, pero no es el único funcionario del gobierno ligado a la CIA. La mayoría de quienes pretendieron escapar del chavismo hacia los Estados Unidos lo hicieron convirtiéndose en testigos protegidos, con cambio de identidad y domicilio vigilado.

 

3-. El más temido

 

El gobierno de Maduro jugó duro para evitar la extradición a los EEUU del narcotraficante Walid Mackled, luego de su detención en  Colombia, debido a la cantidad de información y datos que manejaba sobre la existencia de una supuesta banda de generales del gobierno denominada “El cartel de los Soles”.

Según Makled, estos poderosos militares habrían ayudado al capo venezolano en la apertura de importantes rutas del narcotráfico hacia Centroamérica, el Caribe y los Estados Unidos.

Sin embargo entre la captura en Colombia y su posterior extradición a Venezuela, Makled dejó al descubierto a poderosos funcionarios del chavismo ligados al negocio del narcotráfico, como el actual vicepresidente Tareck El Aissami y el ministro de interior y justicia, Néstor Reverol.

Este cartel estaría involucrado en los asesinatos de las protestas de febrero del 2014 materializados por un grupo de efectivos del Sebin y colectivos armados, entre ellos la muerte del joven estudiante Bassil da Costa y el jefe del secretariado general revolucionario de Venezuela, Juancho Montoya, por el que aún paga condena en la cárcel de Ramo Verde el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, a quien responsabilizaron por todo este complot.

El exministro Rodríguez Torres señaló abiertamente al expolicía metropolitano, exalcalde de Caracas, ex ministro de agricultura urbana y responsable del sistema de alimentos CLAP, Freddy Bernal, de ser una ficha importante entre el gobierno y las operaciones del cartel.

Pero Rodríguez Torres no es el único alto funcionario del gobierno ligado a la CIA, acusado de entregar información sobre los manejos de la mafia más poderosa de Latinoamérica que es gobierno en Venezuela y es manejado por el castrocomunismo de La Habana, con socios en las FARC.

Resultado de imagen para aponte aponte

Hace varios años que el gobierno norteamericano gracias a sus agencias de inteligencia, preparan un importante informe sobre este poderoso cartel ligado al gobierno venezolano y algunos de los disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, con información aportada por importantes testigos que fueron figuras relevantes del gobierno de Chávez y Maduro, pero que huyeron ante las amenazas de este peligroso núcleo delictivo que ha cobrado numerosas vidas y aparece ligado incluso con células de grupos terroristas como el Hezbolá.

Maduro responsabilizó a estos exfuncionarios chavistas de ser los responsables de que Estados Unidos hiciera graves acusaciones contra el vicepresidente Tareck El Aissami.

El Departamento del Tesoro señaló recientemente a El Aissami de narcotraficante con tentáculos con grupos terroristas, a quienes cubre con pasaportes venezolanos, desde que fungía como Ministro del Interior y Justicia.

Entre las personas señaladas por El Aissami de delación se encuentra el exmilitar, exministro de finanzas y exgobernador de Aragua, Rafael Isea, testigo protegido del gobierno de EEUU y que presenció importantes operaciones de narcotráfico y lavado hasta que fue amenazado de muerte y huyó.

“Todo el mundo sabe que Isea trabaja para la CIA en Washington, cosa que lamento mucho porque alguna vez fue mi amigo”, dijo Maduro en una alocución donde señaló que su papel es meter a El Aissami en cuanta “patraña y suciedad se le ocurra”.

Las investigaciones que lleva a cabo el gobierno norteamericano alcanzan a miembros de su gabinete como el Vicepresidente El Aissami, el ministro de interior Néstor Reverol, el ministro de comunas, Aristóbulo Istúriz, la primera combatiente y esposa de Maduro, Cilia Flores, militares de alto rango y principalmente el diputado y vicepresidente del Psuv, Diosdado Cabello.

4-. Sapocooperantes que cantan en el imperio

Resultado de imagen para aponte aponte

Maduro ha señalado en varias oportunidades que la conspiración no viene de la derecha sino desde muy dentro de la estructura chavista con más de 18 años en el poder.

Pertenecieron a importantes entes del Estado como el TSJ, CICPC, Ministerio Público, FANB, pero también se encuentran empresarios que hicieron negocios y conocen de cerca la estructura de lavado que mantiene el gobierno mientras el pueblo está condenado a la más paupérrima pobreza.

Eligio Cedeño, Nelson Mezerhane, Jose Antonio Colina Pulido y Luis Eladio Aponte Aponte se encuentran a la orden de la justicia norteamericana. Todos comparten una característica en común: huyeron como prófugos de la justicia venezolana y ahora se encuentran protegidos por el gobierno de Estados Unidos (EEUU), se declararon “perseguidos políticos”, a la orden de la CIA con el fin de atacar al gobierno venezolano, convirtiéndose en el arma política preferida para determinar los paraísos fiscales donde se encuentran las fortunas de los más poderosas cabezas de la mafia oficialista.

En noviembre de 2005 el ex banquero Eligio Cedeño fue imputado por la presunta comisión de delitos de distracción de fondos de ahorristas, obtención fraudulenta de divisas y contrabando agravado al tramitar dólares preferenciales para adquirir equipos electrónicos que nunca llegaron al país. En diciembre de 2009, la jueza María Lourdes Afiuni en ausencia de los representantes del Ministerio Público, dictó una medida cautelar en sustitución de la privativa de libertad contra Cedeño, lo cual le permitió salir en libertad, mientras Chávez condenó a la jueza.

Otro banquero que goza de la protección del gobierno de Estados Unidos es Nelson Mezerhane quien se fugó luego que le fue dictada orden de aprehensión por irregularidades cometidas en el Grupo Federal, en perjuicio de sus ahorristas.

A este banquero fugitivo se le vincula con la estafa a más de 200 familias, quienes compraron en preventa su vivienda en el conjunto habitacional “La Avileña”, en Caracas.

Tras ser intervenido el Banco Federal, de su propiedad, los organismos del Estado descubrieron que Mezerhane también participó en operaciones fraudulentas que incluían actividades financieras con dólar permuta hasta el cambio de notas estructuradas.

Este grupo se denominó “Venezolanos Perseguidos Politicos en el Exilio”, presidida por otro prófugo de la justicia chavista: Jose Antonio Colina Pulido. Pulido es un teniente retirado de la Guardia Nacional, sobre quien pesa orden de detención en Venezuela por los atentados terroristas contra las embajadas de España y Colombia en Venezuela y además contra el edificio Teleport.

A la lista de prófugos venezolanos se suma Luis Eladio Aponte Aponte, quien por unanimidad en la Asamblea Nacional (AN) fue destituido de su cargo de magistrado en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), por vínculos con el narcotráfico, no sin antes recibir una derecho de palabra en el hemiciclo protocolar para defenderse ante el país por el informe del Consejo Moral Repúblicano que lo señalaba de entregar una credencial a Walid Makled, extraditado en mayo de 2011 desde Colombia, por enfrentar cargos por delitos de narcotráfico y homicidio.

El ex magistrado nunca acudió a la AN. Incluso, antes de la citación del Parlamento estaba pidiendo la jubilación en el TSJ para precisamente no comparecer, según reveló su propio abogado, Luis Ramos Reyes. Luego huyó a Costa Rica, donde un avión del Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) lo trasladó de inmediato a dicho país.

Aponte ahora ataca ferozmente al Gobierno y las instituciones públicas, incluyendo el TSJ, donde fue magistrado.

@damasojimenez 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta