Dámaso Jiménez: Los fusiles de Arias disparan por la culata

Dámaso Jiménez: Los fusiles de Arias disparan por la culata

121
0
COMPARTIR

Francisco Arias Cárdenas hace un llamado a la confrontación armada: “Hay quienes dicen ‘nosotros estamos en rebeldía’, pues si están en rebeldía tomen los fusiles y vengan a tomar el poder… agarren los fusiles y vamos a enfrentarnos”.

El gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas hizo hincapié este martes en su necesidad de sincerar las cosas, luego de casi 3 meses y medio de manifestaciones cívicas contra el gobierno que ha cobrado la vida de 94 personas, más de mil personas heridas, 3 mil detenciones y casi 500 presos políticos.

Pero la sinceridad es parte del descontento de la gente que sufre una crisis económica, política y social, que para algunos es evaluada como la peor de la historia. Una mayoría acorralada a la que no le permiten expresarse a través del voto libre y universal, que desea que sea abierto de una vez por todas un corredor humanitario que permita el acceso de medicinas y alimentos, cada vez más escasos, pero principalmente un mayor respeto, como ciudadanos que han sido atropellados por un Estado infraviolento.

El gobierno chavista, en el poder desde hace 18 años, es incapaz de entender tamaña resistencia a una constituyente que pretende cambiar la letra libertaria de la Carta Magna para convertirla en artículos de ley  para su acostumbrados abusos, expropiaciones y la torpe dictadura de la ineptitud que condenó al país a la miseria.

Pero al teniente coronel que participó en la asonada golpista de 1992 y rompió el hilo constitucional de entonces, que arremetió con tanquetas, soldados y fusiles en la normalidad de un país que perdió 100 vidas, considera que la actual resistencia debería hacer como ellos en su momento, tomar los fusiles para enfrentarlos en una guerra civil, si es que quieren tomar el poder.

25 años después de tomar sorpresivamente como rehenes al gobernador de entonces, Oswaldo Álvarez Paz y su familia, Francisco Arias Cárdenas hace un llamado a la confrontación armada: “Hay quienes dicen ‘nosotros estamos en rebeldía’; pues si están en rebeldía, tomen los fusiles y vengan a tomar el poder… agarren los fusiles y vamos a enfrentarnos”.

Así lo recordó con mucha claridad el entonces gobernador Oswaldo Álvarez Paz: “Me tocaron la puerta del cuarto para informarme que la residencia había sido tomada por un contingente de militares rebeldes. Mi señora tenía fiebre. El que estaba al mando (Arias Cárdenas) me informó que habían tomado el control de la República. Conversamos casi dos horas y me señaló los acuerdos operativos de la situación, hasta las 6 de la mañana que se retiró, cuando tanto él como yo sabíamos que el golpe había fracasado”.

Repudio total

Es la cuarta declaración de guerra civil en menos de 100 días después de los anuncios hechos en cadena por el presidente Maduro, secundado por el gobernador Ameliach y del vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, en claro repudio a la resistencia civil.

Pero con Arias la situación es distinta. No es un radical y no genera confianza en ningún bando. Llegó por los votos chavistas al igual que Maduro, luego de una orden del ahora fallecido expresidente Chávez a su militancia, a pesar de haber traicionado al principal líder de la épica revolucionaria y compañero de asonada, llamándolo “asesino”, “gallina”, seguido de una lista de improperios en la campaña electoral del año 2000.

A través de las redes las reacciones no se hicieron esperar. La frase quedó para la posteridad: “Si están en rebeldía agarren los fusiles y vamos a enfrentarnos”. ¿Amenaza x Síntoma de miedo a perder el poder?” “La declaración de Arias Cárdenas, llamando a un enfrentamiento con fusiles, evidencian el nivel de envilecimiento de la barbarie roja”. “Arias C. los fusiles los tienen ustedes. Nosotros los votos a favor”. “Arias Cárdenas amenaza con fusiles, H. Rodríguez con el Carnet de la Patria… y Vielma Mora con el Dicom y nadie les teme”.

Pero en la práctica Arias Cárdenas ha demostrado ser un pragmático y ese discurso no es bien visto en la actual coyuntura que afronta el chavismo de Cabello, Carreño, Reverol o el alcalde Prieto. Su llamado a tomar los fusiles es un intento camaleónico por mantenerse en la acera del chavismo por un buen rato más, aunque algunos analistas coincidan que se prepara para dar un salto espectacular de talanquera, superior a los ya conocidos.

En este sentido, el analista y columnista político Ángel Monagas señala que el gobernador Arias no da puntada sin dedal. “Nadie confía en Arias dentro del PSUV. No ha confrontado las protestas y su respuesta no ha sido tan represora como en otras regiones. Su policía no ha salido a reprimir, como la PNB y la GNB. Viene siendo presionado por Maduro, Cabello y El Aissami a rebasar los límites, pero Arias no parece muy dispuesto porque sabe que se encuentran debajo de una gran nube de acciones y hechos delictivos que no prescriben”. Para Monagas el discurso de Arias cambia de bemoles constantemente y su grito de guerra va dirigido para intentar convencer al sector radical que cree que llegarán hasta las últimas consecuencias para imponer su proyecto. No en balde las reuniones que mantienen importantes funcionarios en Maracaibo para intentar detener las acciones que han pasado prácticamente de trancazo a un total paro civil como ocurrió el pasado lunes.

El periodista y editor del portal Verdadesyrumores.com, Darwin Chávez, señaló que Arias ha recibido órdenes importantes para plegarse a una acción de mayor confrontación en el Zulia como la que lidera su principal rival político dentro del chavismo, el alcalde de San Francisco, Omar Prieto, quien se jacta de no permitir el cierre o protesta en ninguna de las calles del municipio que administra, so pena de ataque hostil por parte de colectivos armados que resguardan la llamada “zona liberada”.

Arias vs Prieto

Prieto y Arias Cárdenas protagonizan una radical pugna interna por el poder en el chavismo regional. El sector que acompaña a Prieto insiste en despojar a Arias de su candidatura a unas retrasadas e inciertas elecciones regionales.

Arias Cárdenas sostiene la tesis de la guerra económica de Maduro y ha buscado abastecer los comercios zulianos con “empresarios” que deben entrar por su aro para formar parte de la lista Arias. Es así que se ha permitido la entrada de productos desde Colombia, que si bien han disminuido las colas y han permitido al público acceder a productos básicos con precios menores a los que ofrecen los bachaqueros, son igualmente altos para un bolsillo con salario mínimo.

El alcalde Omar Prieto firmó un decreto municipal,el 199, para cerrarle las puertas en su pequeño reino, en el que limitaba la venta de productos regulados sólo a la red pública. Pese a las protestas del público y la negativa del propio Arias Cárdenas, Prieto insistió por varios días en mantener su decreto para así hacerle la guerra al “bachaqueo” de Arias.

“Le declaro la guerra en nombre de la tranquilidad de esta ciudad al bachaqueo, no sólo al que hace la cola, sino a todo el que forma parte de ese sistema, el que especula, el que hace sobre guía, este decreto viene a apoyar a nuestro presidente Nicolás Maduro para combatir la guerra económica”, dijo Prieto al anunciar el polémico decreto.

Prieto es una de las figuras del chavismo que más ha criticado el “enriquecimiento súbito” del mandatario regional y su entorno, a quienes señalan de convertirse en proveedores de comida proveniente de Colombia, así como dueños de “boutiques” de alimentos y “delicatessen”, incomprables para la mayoría.

La inseguridad es su divisa

El gobierno nacional despojó a Maracaibo hace 3 años y medio de su policía municipal. Se la entregó a Arias Cárdenas que a su vez es comandante de la Policía Regional, pero los niveles de inseguridad en la región son de los más altos del país. Las cifras indican que el gobernador Arias Cárdenas fracasó en su principal propuesta a la región, que por segunda vez creyó que militar era sinónimo de seguridad y compró el paquete regional a Chávez.

El chavista promedio también es víctima del auge delictivo y consideran como mala su gestión en este particular. Rosa Sánchez, una de las afectadas por atracos mientras caminaba a su trabajo en uno de los “plantones”, señala que Arias es el responsable de los saqueos y atracos en la región durante y después de las protestas.

El periodista y columnista de Biendateao, Alexis Andarcia, señala que a pesar de su ineptitud Arias mantiene activo su sentido de oportunidad y sobrevivencia y por eso decidió competir en el renglón de “chavistas con la frase más estridente”, que realmente resolver el problema de la inseguridad en la región.

“Tal vez, Arias no quiso quedarse atrás de Maduro, Diosdado, Tarek y Padrino. Muy probablemente piensa que aún puede ser aceptado como chavista en el PSUV. Qué puede esperarse de un funcionario agradecido de mantenerse en el cargo, gracias a la suspensión de las elecciones regionales por el CNE. La gran mayoría de los venezolanos no tenemos armas, pues las encargamos constitucionalmente a las Fuerzas Armadas, para proteger la República”.

Andarcia señala que en materia de armas y fusiles Arias Cárdenas siempre fue un fracasado. En ese sentido reitera que cuando las usó para dar un golpe, fue derrotado. Cuando debió usarlas en democracia para controlar la delincuencia, también fracasó. Tal parece que a los fusiles de Arias disparan por la culata. “Debería agradecerle a la democracia y no a las armas el haber llegado donde está, pero el tiempo se encargará de hacerle rendir cuentas”.

Sin tiempo

El diputado Elías Matta señaló que Arias está tan mal que la gente prefiere a Omar Prieto antes de considerarlo como candidato a la reelección. Según un estudio de opinión presentado por Mata, el 74,6% no confía en que el gobernador pueda resolver los problemas de la región, el 39% dijo que el gobierno retrocede para dar respuesta a los principales problemas, el 48 por ciento considera que el gobierno se estanca y apenas 9,9% cree que progresa.

La concejal de Maracaibo, Adda Raffalli señaló que el gobierno pretende “politizar” y “criminalizar” las protestas endosando la acción de terceros a la alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo de Rosales, gestión a la que despojaron de la policía municipal, Polimaracaibo, y ahora del IMAU para entregársela al gobernador Arias Cárdenas. Lo que intentan es intervenir y tomar la Alcaldía de Maracaibo para perseguir a los marabinos.

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia decretó cautelarmente el miércoles 12 de julio, que el servicio de aseo urbano y domiciliario, junto al servicio de bomberos en Maracaibo, será prestado por el gobernador Arias Cárdenas.

Un tuit de la cuenta de la alcaldesa de Maracaibo, @EvelinTrejo señala lo siguiente: “Sr @panchoarias2012 si usted quería ser alcalde para que se lanzó a gobernador”.

Dámaso Jiménez

@damasojimenez

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta