Dámaso Jiménez: No se requiere una constituyente para resolver problemas del país...

Dámaso Jiménez: No se requiere una constituyente para resolver problemas del país @damasojimenez

103
0
COMPARTIR

Mientras algunos consideran que la constituyente permitiría retomar la senda del diálogo entre diferentes, basado en el respeto y la tolerancia, en la calle reciben a los ciudadanos con lacrimógenas cada vez que protestan

 

En el Zulia, como en otras regiones del país, también se sufren los embates de una represión que ahoga con bombas lacrimógenas cada una de las marchas y manifestaciones acordadas por sectores de la oposición, desde que el TSJ quebrara el orden constitucional a través de dos sentencias, para asumir las funciones de la Asamblea Nacional.

Esto se sumó a otras violaciones acumuladas, como la negativa del CNE a realizar las elecciones vencidas de gobernadores y alcaldes, la liberación de los presos políticos y los niveles incontrolables de hambre, pobreza, escasez, inflación e inseguridad. El gobierno dejó de gobernar y la gente busca escapar de la miseria confrontando a diario un Estado implacable.

Bachaqueando la paz

En casi mes y medio de protestas los venezolanos viven atrapados en un callejón sin salida. No hay entendimiento en Caracas, Puerto Ordaz, San Cristóbal, Mérida, Barquisimeto, en la región llanera, en el oriente, en Margarita. ¿Qué pasa en la zona fronteriza donde a veces el contrabando de alimentos y de gasolina prevalece a la crisis?

Anselmo Gutiérrez, chofer de la línea Maracaibo Paraguaipoa, asegura que lo normal a lo largo de la troncal del Caribe es la venta libre de gasolina de 91 octanos en pequeños envases de 5 y 20 litros denominado pimpinas, que a falta de efectivo o divisas poco a poco se convierten en monedas de cambio que fluctúan a diario, sobre todo cuando la transacción se va acercando a territorio colombiano, debido a la inestabilidad del bolívar.

Sin embargo, la comida que llega a Maracaibo proveniente de Colombia en camiones cava –gracias a una concesión otorgada a exclusivos colaboradores por el gobierno regional-, no llega a ningún punto de la extensa Guajira. El hambre y la desnutrición sigue siendo un asunto de crisis humanitaria en esta subregión, que no olvida las 20 víctimas mortales y el centenar de heridos y torturados por abusos militares, desde que se implementó el distrito militar y el Estado de Excepción. Cierto es que en La Guajira aún no se han materializado las protestas, pero la crisis por carencia de alimentos y medicinas sigue latente.

Las protestas se centran en Maracaibo, aunque se han producido connatos en Machiques, Sur del Lago, Cabimas y Lagunillas. Este miércoles el piquete de militares no permitió el paso de los manifestantes hacia las inmediaciones de la Circunscripción Militar del Zulia, conocida como La Barraca, territorio militar donde funciona la oficina principal del Consejo Nacional Electoral y en el que los manifestantes intentaron buscar alguna respuesta ante la incertidumbre electoral sobre la constituyente comunal, anunciada por el presidente Maduro esta misma semana.

Las reglas de juego no son nada claras en cuanto a la participación y funcionalidad de la salida propuesta para solventar el clima de conflictividad y la fuerte crisis que se hace insoportable a medida que pasan los días.

Por el contrario, la paz se disipa y desaparece ante la propuesta. Un cordón de 250 funcionarios de la GNB, dos ballenas, tres tanquetas y una inauditable cantidad de bombas lacrimógenas dispersaron toda posibilidad de acercamiento entre líderes políticos y espontáneos que buscaban una respuesta en el Poder Electoral, cada vez más dependiente del cuestionado gobierno.

Silvia Rodríguez es docente y dos de sus cuatro hijos están fuera del país. Señala sentirse atrapada porque su sueldo no alcanza ni siquiera para comer. “Trabajo más por un asunto de dignidad, para ocupar mi mente, los que nos quedamos aquí ya no tenemos a dónde ir. Algunos amigos que vienen de otras regiones me dicen que al menos en Maracaibo se encuentran algunos productos por ser zona fronteriza, pero resultan impagables. Siento que la Constituyente propuesta por Maduro no busca salidas, solo impone un sistema que hemos rechazado hasta el cansancio, pero nadie nos escucha”.

El periodista Edward Rodríguez, que asiste a las convocatorias como ciudadano, manifestó su preocupación por los altos niveles de represión con los que responde el gobierno de Maduro luego de perder la calle. “Los venezolanos no estamos dispuestos a vivir en dictadura, creo que el pueblo despertó y no está dispuesto a dejar la protesta”.

El concejal de Maracaibo y directivo de Voluntad Popular en la región, Ángel Machado, denunció la brutalidad con la que fueron dispersados a 500 metros de la sede militar de la institución civil. El contingente militar represivo evitó que los ciudadanos pudieran acercarse hasta la entrada de la sede militar para llevar su mensaje sobre el golpe de Estado continuado en Venezuela.

Los gases fueron lanzados a diestra y siniestra, resultando afectados manifestantes y residentes del sector.

“Nos impidieron llegar hasta La Barraca y lo único que queríamos era emplazar a los guardias nacionales, si están del lado de los demócratas y el pueblo venezolano o por el contrario, del lado de los golpistas que están en Miraflores y que diariamente buscan aferrarse al poder”, sostuvo Machado.

La alcaldesa de Maracaibo, Eveling de Rosales, fue enfática en su planteamiento al señalar que los zulianos no quieren un cambio de Constitución, sino de gobierno: “Queremos un cambio de este modelo fracasado, que no tiene estabilidad económica y que por supuesto trae como consecuencia la crisis política y social que vivimos todos en el país”. La representante opositora insistió que para la mayoría de los zulianos el problema puede solucionarse aplicando de forma correcta el texto constitucional.

“Los venezolanos queremos un cambio de este modelo que nos ha llevado a la miseria, que nos ahoga, que ha desintegrado a miles de familias, hasta el punto de quedarnos solos porque nuestros hijos se están yendo del país en busca de un mejor futuro”.

Maduro el estadista

Para el dirigente oficialista Alberto Urdaneta, la oposición está demostrando con su actitud un grave error a los cambios que solicitan. “Primero pidieron elecciones y después Constituyente. Ahora estamos proponiendo Constituyente y elecciones y también se quejan, porque lo único que les interesa es sacar a Maduro a la fuerza”.

Considera que Maduro ha resultado un gran estadista al lanzar una propuesta que ya había sido discutida, pero que nadie esperaba. Deja claro que antes de ir a cualquier proceso electoral se hace indispensable replantearse una nueva Constituyente para enfrentar la guerra económica y apagar los focos de violencia que existen en el país. “Las elecciones pueden llevarse a cabo en el 2019 ó 2020, recordemos que no es la primera vez que se retrasan unas elecciones en Venezuela”.

El historiador Juan Romero señala que la propuesta por Maduro es una acción estratégica en términos políticos, comunicacionales y constitucionales.

“Permitiría que el debate se centre en proyectos y no en la deslegitimación agresiva del otro. Es retomar la senda del diálogo entre diferentes, basado en el respeto y la tolerancia. En lo político permitiría excluir, en los sectores confrontados, a aquellos que apuestan por la violencia y no por el debate. Es la oportunidad para que los venezolanos definan las diferencias en el marco constitucional”, dice Romero.

El gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas se pronunció a favor de la medida, ya que lo considera un instrumento que le permitirá al pueblo retomar el sendero de la paz en Venezuela a través del voto. En su cuenta de Twitter ha escrito varios tweets resaltando la urgencia de revisar todo y legitimar poderes a través de esta convocatoria.

Sin embargo, expertos en la materia no firman a la ligera el cheque en blanco colocado en la mesa. El profesor y constitucionalista José Rafael Molina asegura que la propuesta de Maduro debe ser sometida a Referéndum Consultivo, alegando que es el ciudadano votante quien debe aprobarla o desaprobarla. De no realizarse una consulta pública ante esta propuesta de Constituyente Comunal, el Presidente de la República estaría actuando de manera inconstitucional, dejando en evidencia una violación más a la Carta Magna venezolana.

El exfiscal, exmagistrado y experto constitucionalista, Hermán Petzold Pernía, descartó que el planteamiento de la Constituyente tenga un contenido comunista, pero “tampoco es democrático”.

“No es cierto que el Presidente de la República pueda tomar la iniciativa para invocar una Constituyente, ya que el 348 lo autoriza tanto como a la Asamblea Nacional con una mayoría de las 2 terceras partes. Ahora, una cosa es lo que dijo el Presidente en su anuncio el primero de mayo y otra lo que dice el decreto. Las razones invocadas tienen que ver con la situación del país, tales como la paz, el combate a la delincuencia y la crisis económica, que pueden resolverse sin necesidad de invocar una Constituyente, incluso la ironía de buscar la cooperación de poderes cuando justamente no se está reconociendo las atribuciones de la Asamblea Nacional”, dijo el experto jurista.

Dámaso Jiménez

@damasojimenez

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta