DE CÓMO EL G-2 CUBANO MANEJA SECRETAMENTE A VENEZUELA

DE CÓMO EL G-2 CUBANO MANEJA SECRETAMENTE A VENEZUELA

257
0
COMPARTIR

La historia de la grabación que contendría la voz de Mario Silva y el funcionario del G-2 Cubano, Aramis Palacios, se está escribiendo por capítulos. El diputado Ismael García señaló que el supuesto teniente coronel antillano regresó a su país ayer, luego de que él y un conjunto de diputados hiciera pública la polémica grabación. El G2 parece ser la verdadera fuerza que moviliza al chavismo luego de la muerte de su líder.

“Este teniente coronel del Ejército de la Fuerza Armada de Cuba, adscrito a la Casa Militar de Venezuela y que hacía labores de contrainteligencia dentro del gobierno y la Fanb, lo sacaron inmediatamente a su país de origen. Pero hay que agregar que él es parte de un acto de traición a la patria, Mario Silva revela todos estos hechos a una persona ajena al oficialismo y a la oposición”, indicó el también secretario general de Avanzada Progresista.

 

El propio García fue el encargado de dar a conocer un audio este lunes, de cerca de 50 minutos, que contiene una conversación en la que se distingue la voz del conductor del programa La Hojilla y el funcionario cubano.

 

 

En la grabación Silva denuncia la intención del presidente del parlamento, Diosdado Cabello, de promover un golpe militar contra el presidente Nicolás Maduro y se hacen acusaciones de corrupción contra Cabello, José Vicente Rangel y otros integrantes del gobierno.

 

 

Silva aseveró que el sonido es un “montaje” y se dirigió directamente a Ismael García para decirle que su denuncia “tendrá consecuencias”.

 

 

El legislador señaló que tanto la Fiscalía, como la AN deben abrir investigaciones sobre el caso. Señaló que presentarán nuevas pruebas de hechos de corrupción. “Yo responsabilizo al gobierno y a los actores de esta tenebrosa novela que narra Silva de lo que nos pueda suceder”, indicó García.

 

 

El excandidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, también se refirió al audio aseverando que éste demuestra la “crisis moral” que se vive en el gobierno nacional. “Yo veía la televisión ayer (lunes) y lo primero que hice fue persignarme al escuchar el audio. Es un botín lo que se están repartiendo”.

 

 

Pidió especialmente a los chavistas que escuchen la reproducción que, indicó, demuestra la corrupción que existe entre los distintos grupos del gobierno. “Ese dinero que se roban son menos certificados de construcción, menos escuelas, menos casas, menos calidad de vida”, dijo.

 

 

A través de un comunicado el Partido Comunista de Venezuela (PCV) señaló que con la difusión del audio la “ultraderecha” busca “dividir, desmoralizar y desmovilizar a las fuerzas populares”.

 

 

Agregaron que la oposición persigue generar una crisis política en el país. “Es natural que, entre diferentes sectores y fracciones de las fuerzas del proceso, se manifiesten las tensiones propias de la lucha de clases, por lo que no debemos alarmarnos ni desanimarnos ante expresiones de las contradicciones existentes entre distintas tendencias reformistas y pequeñoburguesas”.

 

 

El G2

 

 

Mucho se ha hablado del G-2 cubano a raíz de este espisodio, aunque lo cierto es que pocos datos certeros se tienen de uno este organismo de inteligencia, catalogado como uno de los mejores del mundo. Este grupo fue creado al comenzar el gobierno castrista en Cuba. Primero se creó el Departamento de Información e Investigaciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (DIIFAR), que posteriormente tomó el nombre de Departamento de Información G-2 MINFAR (Ministerio de la FAR) cuyo objetivo era “enfrentar las actividades contra el gobierno de Fidel Castro“. 

 

 

Al constituirse el Ministerio del Interior (MININT), el G-2 pasó a esa institución con la nomenclatura de Departamento de Seguridad del Estado (DSE). En ese ministerio se creó otra Dirección dedicada a asuntos internacionales, denominada Dirección General de Inteligencia (DGI) que se convirtió en el más importante servicio de inteligencia y contrainteligencia en el exterior. Esta última dirección fue creada y funcionó con la asesoría de la Unión Soviética, no así la DSE. Por su parte el MINFAR desarrolló su propia red de inteligencia- Dirección de Inteligencia Militar (DIM) – y contrainteligencia- la Dirección de Contrainteligencia Militar (CIM).

 

 

La historia revelada acerca del organismo de inteligencia cubano cuenta que a principios de  1959 durante la convalecencia de  una crisis de asma del Che Guevara que Raúl Castro, Fidel Castro, el Che, y Osvaldo Sánchez se reunieron  alejados del resto de los dirigentes revolucionarios en la casa del Che Guevara en Tarará  para en secreto  planear  el surgimiento del G-2 según los parámetros comunistas. 

 

 

La Seguridad del Estado pasaría a manos de Osvaldo Sánchez, comunista del PSP y  oficial de la KGB según algunos investigadores antiCastristas, quién moriría cerca de Varadero cuando la avioneta en que viajaba fue abatida por “fuego amigo” al pensarse de que era una avioneta tripulada por  antiCastristas procedentes de USA. 

 

 

Algunos investigadores plantean que fue derribada para borrar las huellas del asesinato deCamilo Cienfuegos  ya que una de las versiones lo sitúan como el asesino de Camilo Cienfuegos; otros plantean que el derribo de esa avioneta era  para mostrarle a la Unión Soviética y al viejo PSP, quien era el que mandaba en Cuba; cómo se hizo posteriormente con el fusilamiento de ¨Marquitos¨, el militante comunista del PSP delator de los revolucionarios asesinados en Humbolt 7 en 1957.

 

 

Tres décadas después  murió en la cárcel de Guanajay  en extrañas  circunstancias el General de División José Abrantes, quien durante un largo tiempo era el que se ocupaba directamente de la Seguridad del Estado y de la seguridad de Fidel Castro.

 

 

La DIM, la CIM y DGI (ahora “Dirección de Inteligencia” o DI), comenzaron sus operaciones internacionales, cuando los Castro decidieron apoyar a los “Movimientos de Liberación Nacional” o grupos subversivos, en África y América Latina. Los cubanos participaron abiertamente, con tropas, o en forma encubierta en Tanzania, Boli-via, Chile, Colombia, Nicaragua, Checoslovaquia, Angola, Yemen del Sur, Etiopía, Namibia, Zimbabwe, Granada y Venezuela entre otros. Además hay que recordar que hubo mucho entrenamiento y adoctrinamiento en Cuba de cuadros subversivos como el ERP argentino; “Tupamaros” uruguayos; “Macheteros” portorriqueños; Frente Fara-bundo Martí salvadoreño para la Liberación Nacional; Frente Patriótico Manuel Rodríguez, Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile” y del movimiento guerrillero venezolano de los años sesenta, de donde vienen grandes relaciones con el régimen de los hermanos Castro. Todo esto con apoyo técnico y financiero de la KGB soviética y de otros servicios secretos del bloque socialista, como la STASI de Alemania Oriental. 

 

 

Según el analista de inteligencia Jerry Brewer “Cuba ha formado a miles de guerrilleros comunistas y terroristas y ha patrocinado los actos violentos de agresión y subversión en la mayoría de las naciones democráticas del hemisferio suroccidental. Los estudios del gobierno de USA dentro de la comunidad de inteligencia, han documentado un total de 3.043 incidentes de terrorismo internacional en la década de 1968-1978. Dentro de ese estudio, ‘más del 25% se han producido en América Latina'”. 

 

 

El espionaje cubano es practicado en el exterior por diplomáticos o funcionarios castristas de la DI y se les llama “Oficiales Legales” y a los centros donde trabajan, “Centros Legales” (CL). Allí existe la figura del “Oficial de Cifras” (OC), que centraliza toda la información que manejan estos OL. Este vive en la embajada y así como él vigila a los demás, tiene unos “Custodios” que lo “acompañan” al salir de la embajada para evitar deserciones o infidencias. 

 

 

Entre los varios departamentos de la DI está el M-II, dedicado a la inteligencia y CI en América Latina; el M-III, encargado del análisis de inteligencia estratégica; y el M-V, que es el más secreto y compartimentado, y que maneja a los “Oficiales Ilegales” (OI) del mundo. Estos pueden ser extranjeros reclutados o cubanos que pasan por nacionales, para lo cual obtienen documentos de identidad del país donde son sembrados. En Venezuela, la “Oficina Nacional de Identificación y Extranjería” (Odi-nex/Saime), la controlan los cubanos desde junio del 2009. Los OI pueden estar “durmiendo” por años hasta adquirir posiciones importantes. Algunos han llegado a estar en el Pentágono, como la analista de inteligencia y espía cubana Ana Belén Montes capturada en 2001.

 

 

G2 en Venezuela

 

 

La abrumadora presencia de funcionarios castristas en Venezuela -más de 60.000- en áreas que van desde la Fuerza Armada Nacional hasta el Ministerio de Educación, pasando por el deporte y la ONIDEX, crea la perfecta oportunidad de sembrar OL y OI en Venezuela. Además existe un acuerdo bilateral que permite al personal policial y de seguridad estatal cubano realizar en Venezuela tareas de inteligencia y policiales. La denuncia de la presencia de espías cubanos en Venezuela es recurrente, por ejemplo en el foro “‘Historia del espionaje cubano y su presencia en Venezuela'” realizado en Miami en 2009, se estudió el fenómeno y se concluyó que “los servicios de inteligencia cubanos ‘manejan totalmente’ el dispositivo de seguridad venezolano y han colaborado en la implantación del ‘aparato iraní’ en el país suramericano”. 

 

 

En repetidas ocasiones, importantes analistas, como el ex canciller mexicano Jorge Castañeda, han denunciado que la seguridad personal del Presidente Hugo Chávez está en manos de cubanos, incluyendo su primer anillo de seguridad. Otros han apuntado más allá al denunciar que el alto mando y la inteligencia militar estarían también comprometidos. “Chávez ha tratado de adoctrinar a los militares venezolanos, trayendo a miles de asesores para reproducir la doctrina militar cubana, y para hacer frente a cuestiones de seguridad y de inteligencia. Los oficiales cubanos están profundamente involucrados en asuntos de seguridad y de inteligencia en Venezuela, a partir de la adquisición de equipo militar y con respecto a la estrategia militar global. El número de expertos de inteligencia cubana que trabajan en Venezuela, según se ha informado, estaría alrededor de 3.000″, nos dice Brewer. 

 

 

Los cables secretos del gobierno norteamericano sacados a la luz pública por Wikileaks, celebrado inicialmente por Hugo Chávez, dan cuenta de como los servicios de inteligencia cubanos tienen «acceso directo» al presidente brindándole información que no comparten con los servicios de inteligencia locales. Incluso se llega a decir que hay rivalidad entre ellos. El mayor centro de operaciones de inteligencia cubana fue mudado de México a Venezuela por lo que ‘Venezuela tiene hoy el mayor número de agentes de inteligencia cubana en la región’, según Chris Simmons, oficial de contrainteligencia y ex analista de contrainteligencia de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

 

Publicado 28th July por El blog de Dámaso Jiménez

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta