Desmitificando la trampa con Smartmatic: “No hay posibilidad de cambiar los resultados”

Desmitificando la trampa con Smartmatic: “No hay posibilidad de cambiar los resultados”

287
0
COMPARTIR

A propósito de la justa electoral del 6 de diciembre existe una cantidad de mitos sobre las posibles trampas que implican la automatización del proceso que lleva ya 11 años perfeccionándose en nuestro país. A escasos 22 días no se superan ciertas matrices que deben ser desmitificadas y que van desde la captahuella hasta la sala de totalización del CNE. Los técnicos y expertos de Smartmatic nos respondieron algunas preguntas para despejar algunas sospechas habituales y revelar que el proceso está más blindado que nunca. 

“Las máquinas de votación permanecen desconectadas durante toda la jornada y solo transmiten cuando finaliza la jornada de votación”.

“Con respecto a la seguridad y el blindaje de los datos, estos siempre se han transmitido de manera cifrada desde las máquinas de votación hasta los servidores de totalización, a través de un canal seguro de comunicación. Se utilizan módems, vías telefónicas y antenas satelitales. La seguridad de la transmisión de los datos desde las máquinas de votación hacia el Centro de Totalización está garantizada por el uso de esquemas de cifrado de 2048 bits, igual al utilizado en las transacciones bancarias por Internet”.

1-.  Llevamos 11 años de procesos electorales con Smartmatic, desde el proceso refrendario del 2004 hasta las parlamentarias del 2015, ¿nos podrían resumir que cambios se han generado, que ha mutado, y cuáles han sido los cambios más resaltantes que se verán en este proceso, principalmente  en cuanto a la seguridad y el blindaje de los datos?

La tecnología Smartmatic que se utiliza en Venezuela cuenta con los más avanzados mecanismos para proteger la información electoral y garantizar la integridad del sistema en su conjunto.

En estos 11 años hemos incluido en el proceso electoral avances tecnológicos que han hecho que Venezuela posea actualmente el sistema de votación más avanzado del mundo. En el año 2004,  realizamos la primera elección nacional en el mundo con comprobante impreso del voto.  Esta evidencia física es la que permite las auditorías posteriores al más del 50% de las máquinas de votación. En el año 2012 realizamos la primera elección nacional en el mundo con autenticación biométrica del elector para mitigar el fraude electoral por usurpación de identidad.

Con respecto a la seguridad y el blindaje de los datos, estos siempre se han transmitido de manera cifrada desde las máquinas de votación hasta los servidores de totalización, a través de un canal seguro de comunicación. Se utilizan módems, vías telefónicas y antenas satelitales. La seguridad de la transmisión de los datos desde las máquinas de votación hacia el Centro de Totalización está garantizada por el uso de esquemas de cifrado de 2048 bits, igual al utilizado en las transacciones bancarias por Internet.

2-.  ¿Existe un fuerte mito sobre el acceso a los datos que tienen sectores ligados al oficialismo, que siempre realizan una rueda de prensa antes de cerrar las mesas para dar a entender que están en conocimiento de los resultados?

Dámaso, en Venezuela, y en casi todos los países del mundo, los partidos políticos realizan encuestas a boca de urna para conocer las tendencias de votación. Supongo que te refieres al conocimiento que tienen de estas encuestas, porque las máquinas de votación permanecen desconectadas durante toda la jornada y solo transmiten cuando finaliza la jornada de votación. Los resultados se transmiten directamente al Centro Nacional de Totalización, y son los rectores de la autoridad electoral que conocen y anuncian el primer boletín.

3-. ¿Existe la posibilidad de que los datos en tiempo real puedan ser del conocimiento de alguno de los factores involucrados en el proceso?

No existe tal posibilidad. En todo el proceso de votación las máquinas permanecen desconectadas de cualquier mecanismo de transmisión. Una vez terminado el proceso de votación es que la máquina es conectada para transmitir los datos. Por otro lado, los datos se transmiten de manera cifrada desde las máquinas de votación hasta los servidores de totalización, a través de un canal seguro de comunicación. Los servidores de totalización verifican los datos relacionados con la máquina que está transmitiendo la información, la integridad y la certificación de los datos transmitidos. Es sólo cuando son certificados los votos recibidos, que se incorporan automáticamente al sistema de totalización.

La totalidad de los datos del sistema (datos de configuración y los votos registrados) son almacenados en forma cifrada, de modo que nadie puede modificarlos, alterarlos o borrarlos durante el proceso electoral.

4-. ¿Es posible algún cambio de los resultados en la sala de totalización una vez cerrado el proceso electoral?

No es posible. Además de los mecanismos de seguridad que se implementan para transmitir los votos, los resultados se publican por estado, municipio, parroquia, centros y mesas. Pueden ser comparados, acta por acta, con las actas emitidas por cada máquina para verificar que estos datos coinciden totalmente. Incluso aunque no se publicaran con este nivel de detalle, los diversos factores políticos podrían hacer el trabajo de sumar las copias de actas en su poder y comprobar que el resultado final es correcto. Cada máquina de votación imprime varias copias de actas para los testigos políticos presentes.

5-. ¿Es posible que una persona pueda sufragar por otro elector y burlar el sistema? ¿Hay gente que puede votar con cédulas falsas?

Dos juegos de huellas idénticas (de la misma persona) no pueden estar en dos máquinas diferentes, porque antes de la carga de la información en las máquinas (que se hace previo a la elección) se verifica que en la base de datos nacional no existan duplicados. Por ello, sería imposible que dos juegos de huellas se encuentren en máquinas de dos mesas de votación distintas. Esto es auditado y validado por ambas tendencias políticas (auditoría de la no duplicidad realizada por el CNE). Además, cuando el elector entrega su cédula al miembro de mesa, éste verifica que la persona que tiene enfrente es el mismo elector registrado en el SAI. Con estas medidas se reduce significativamente la usurpación de identidad, el voto múltiple, etc., y se refuerza la premisa un elector – un voto. Claro está, el sistema se configura de esta manera para resguardar el derecho al voto que consagra la Constitución.

6-. Tiene Smartmatic algo nuevo que decir en relación a los votantes fallecidos o quienes tengan nombres como “Supermán” o “Batman” u otras extravagancias por el estilo pero que aparecen en el registro electoral. ¿Hay posibilidad de que alguien con varios números de cédulas falsos puedan ejercer el sufragio por electores ficticios? ¿O será cierto que en esta oportunidad será un elector, una huella, un voto?

Smartmatic no tiene relación con el registro electoral. Con respecto a la usurpación de identidad, puedes ver el artículo que estamos compartiendo: https://votodigital.wordpress.com/

7-. ¿Hay centros donde el gobierno puede compartir con las autoridades electorales la totalización de los votos en tiempo real en algún momento del día?

Como explicamos en la respuesta a la pregunta 3, las máquinas permanecen desconectadas durante toda la jornada electoral. Es imposible ver resultados en algún momento del día. Esto es validado por los auditores técnicos de ambas tendencias políticas.

8-. ¿Hay centros fantasmas y máquinas paralelas al sistema de votos?

La información de la totalidad de centros de votación y mesas es pública y está disponible para su descarga en la página web del Consejo Nacional Electoral, y se conoce como “tabla mesa”. En ese archivo aparecen todas las mesas de votación del país, y cada mesa tiene asignada una máquina de votación. En caso de que esa teoría fuera cierta aparecerían, en los resultados finales, actas de mesas que no están en la lista oficial, haciendo que sea fácilmente detectable cualquier irregularidad. Como las actas se publican en su totalidad en la página web del CNE, esta teoría caería inmediatamente.

9-. ¿Se puede demostrar fácilmente en cualquier auditoría que por lo general existe el mismo número de votos que el de electores que sufragaron?

Los mismos ciudadanos pueden validar inmediatamente al finalizar la jornada de votación que el número de votos corresponde con el número de electores. Luego del cierre de la votación, se revisan los comprobantes de votación versus las actas de escrutinio impresas por las máquinas y se valida la consistencia absoluta entre ambos. Esta auditoría posterior se basa en una muestra aleatoria de más del 50% de las máquinas de votación y es de carácter público.

Posteriormente, ya cuando las máquinas han sido replegadas, se selecciona al azar el 1% de las máquinas de votación y los técnicos del Consejo Nacional Electoral y de las organizaciones con fines políticos verifican que la intención de voto del elector, plasmada en el comprobante de votación, se corresponde con el acta de escrutinio y lo registrado en el Centro Nacional de Totalización.

10-.  ¿Es posible que la máquina cambie los votos?

Es imposible. El sistema de votación automatizado en Venezuela es 100% exacto y auditable y posee mecanismos que garantizan que la selección de cada votante no puede ser cambiada. Además, cada voto que registra el elector se almacena en las siguientes instancias:

  1. El comprobante de voto impreso por la máquina en papel especial de seguridad
  2. La memoria fija de la máquina de votación
  3. La memoria removible de la máquina
  4. El acta de escrutinio impresa por la máquina de votación
  5. El voto transmitido electrónicamente desde la máquina de votación al centro de totalización
  6. El acta de escrutinio transmitida electrónicamente al centro de totalización
  7. El acta de totalización que refleja los resultados luego del cierre del evento electoral
  8. Publicación de resultados en la página web del ente electoral

11-. ¿Habrá nuevas auditorías y pruebas antes de los comicios del 6D?

Hay auditorías antes de las elecciones, el día de las elecciones y después de las elecciones. A continuación las auditorías donde participa Smartmatic. Estas sonlas pruebas y auditorias que hemos realizado y que aún faltan por realizar:

  1. Prueba de Ingeniería (20 de septiembre)
  2. Auditoría del software de la máquina de votación (Del 13 al 16 de octubre)
  3. Auditoría del sistema biométrico (Del 13 al 16 de octubre)
  4. Simulacro de votación (18 de octubre)
  5. Auditoría de la infraestructura de votación (del 26 al 28 de octubre)
  6. Auditoría de producción de máquinas de votación (Del 2 al 27 de noviembre)
  7. Auditoría del software de totalización (Del 9 al 13 de noviembre)
  8. Auditoría de la infraestructura de los Centros Nacionales de Totalización (16 y 17 noviembre)
  9. Auditoría pre-despacho (29 de noviembre)
  10. Auditoría de telecomunicaciones pre-electoral (5 de diciembre)
  11. Verificación ciudadana, fase I (6 de diciembre)
  12. Auditoría de telecomunicaciones post-electoral (7 de diciembre)
  13. Verificación ciudadana, fase II (11 de diciembre)

12-. ¿Tenemos el sistema electoral automatizado más confiable del mundo?

Definitivamente sí tenemos el sistema automatizado de votación más seguro, exacto y transparente del mundo.

La tecnología Smartmatic que se utiliza en Venezuela cuenta con los más avanzados mecanismos para proteger la información electoral y garantizar la integridad del sistema en su conjunto. Utiliza un cifrado de 2048 bits que es más robusto y seguro que el empleado en las transacciones bancarias a través de Internet.

A los fines de generar confianza y promover la transparencia, antes, durante y al finalizar cada elección, la plataforma electoral es auditada por las autoridades y por los técnicos de las organizaciones políticas. Antes de la elección, todos los componentes del sistema, como lo son el código fuente de las máquinas,  los  mecanismos de transmisión de datos, totalización y adjudicación de resultados, entre otros, son revisados exhaustivamente.

Las máquinas de votación cuentan con impresoras incorporadas que generan comprobantes físicos de las distintas etapas del proceso electoral, creando así una traza de papel. A medida que sucede la elección, se van haciendo diversos registros electrónicos de los votos, y así se crea una traza electrónica. Cada voto que se emite en Venezuela es almacenado en siete instancias diferentes, lo que asegura que cada voto es resguardado y contado con máxima seguridad.

Tanto la traza de papel como la electrónica, pueden ser contrastadas entre ellas. En Venezuela, en todas estas auditorías se ha demostrado siempre la exactitud del sistema.

@damasojimenez

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta