¿Para que sirve la OEA cuando la dictadura te apunta con una...

¿Para que sirve la OEA cuando la dictadura te apunta con una pistola?

96
0
COMPARTIR

La 47ª Asamblea General de la OEA no pudo salvar a Venezuela, un país que desde el 1 de abril se encuentra en la calle confrontando una dictadura dispuesta a atornillarse en el poder.

Los venezolanos han realizado desde entonces más de 2 mil 600 protestas contra un sanguinario régimen responsable de 80 muertes en casi 3 meses, la mayoría jóvenes estudiantes y adolescentes, 3 mil detenciones sin procedimientos legales y casi 500 presos políticos en sus celdas.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, propuso el pasado 14 de marzo aplicar la Carta Democrática Interamericana y suspender a Venezuela del bloque si no realizaba elecciones generales a la mayor brevedad. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, celebró la ausencia de acuerdos, se retiró simbólicamente del organismo y preparó la estrategia para someter el país a través de una propuesta constituyente y aislarse del mundo al estilo castrista. “Venezuela pasará ahora a la ofensiva”, amenazó en mayo pasado.

A pesar de su retiro el gobierno decidió participar con el estilo antidiplomático que caracteriza a su canciller Delcy Rodríguez y demostró que aún es capaz de chantajear los votos de los pequeños países del Caribe para lograr sus propósitos.

Las islas del Caribe agrupadas en el Caricom prefirieron sabotear la discusión sobre la grave crisis humanitaria y la violenta situación que enfrenta Venezuela, que renunciar a la propina petrolera impuesta por Maduro desde los tiempos de Chávez.

Los venezolanos se mostraron optimistas en todo momento pensando que la reunión de Cancún serviría para arrojar al mundo al menos una declaración sobre Venezuela argumentando un problema geopolítico que involucrara a todo el continente. No se pudo.

Lo que no pudo evitar el gobierno de Maduro es que el mundo se percatara de su juego sucio en la política internacional para ofender y descalificar a los países hermanos, así como pretender ocultar la crisis humanitaria que vive el pueblo venezolano y utilizar el petróleo para manipular la discusión sobre un genocidio que se hizo viral del 19 al 21 de junio ante los ojos del mundo.

Tamaño error le costó el cargo a la canciller venezolana Delcy Rodríguez, quien protagonizó un intenso debate con los delegados de países críticos a su gobierno, a los que tachó de “camada de perritos simpáticos del imperialismo”, mientras instó a los Estados Unidos a invadirlos de inmediato, a lo que el gobierno norteamericano advirtió como “inútil e innecesario” una invasión militar para resolver el problema venezolano.

Para contrarrestar las propuestas de Estados Unidos y México, Rodríguez presentó casi que improvisadamente 10 proyectos de resolución que condenaban el muro fronterizo que el presidente Donald Trump y su retiro del Acuerdo de París, mientras que para México proponía una condena por la desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa. Las 10 propuestas fueron rechazadas y no fueron respaldas ni siquiera por antiguos aliados como Ecuador y Bolivia.

La treta de Rodríguez no sirvió para tapar la grave crisis venezolana y el hecho que Maduro intenta imponer una ANC para acabar de forma definitiva con las instituciones e imponer una Constitución a su medida.

Maduro sabe que su propuesta constituyente no levanta vuelo,  por el contrario ha recogido fuertes críticas no solamente por los países del continente sino del mundo entero, al tanto de las violaciones al Estado de derecho venezolano y los golpes judiciales protagonizados por un TSJ a su disposición.

Además del retiro de la constituyente los países que amparan y apoyan a Venezuela exigen la liberación de los “presos políticos”, que ponga fin a la “represión”, que establezca un calendario electoral, que reconozca una crisis humanitaria y que acepte la mediación del grupo de contacto.

Derrota de Maduro en la OEA

El exembajador venezolano y analista internacional, Julio Portillo, señaló que fuera del bloque del Caricom que saboteó la discusión sobre el caso venezolano a instancias del gobierno de Maduro, lo importantes es que países claves de la América Latina con grandes economías y una extensa población, como Brasil, México, Estados Unidos, Costa Rica, Argentina y Colombia son los que están apoyando a Venezuela en estos momentos cruciales.

“Más allá que no seamos optimistas en cuanto al papel de la OEA para ayudar a nuestro país, es la proyección de esta discusión sobre la la imposición de una dictadura lo que podríamos considerar positivo para Venezuela”, refiere el diplomático venezolano de carrera.

“Esos son los países que se pusieron al lado del pueblo venezolano, que es el que está peleando en las calles para tratar de combatir una violenta dictadura. Es importante que en el fondo quede claro y que se hable de represión, de crisis humanitaria, de un Estado forajido y violento como lo es el gobierno venezolano y su parafernalia chavista. En el fondo lo de la OEA es una grave derrota para el gobierno de Maduro”.

Veinte países respaldaron una resolución que contemplaba el “grupo de contacto”, pero en las sesiones de consulta se requería de 23 de 34 votos. La propuesta alcanzó 21, no fue posible aprobarlo gracias al Caricom.

Fue una propuesta promovida por México para tratar el conflicto de Venezuela desde la perspectiva de la violación de los Derechos Humanos.  La crisis venezolana se recrudeced cada vez más con casi 80 muertes violentas de parte de efectivos de la GNB, PNB y paramilitares armados a favor del gobierno en 3 meses de protestas.

El caso Venezuela podrá ser retomado en la denominada sesión de consulta de cancilleres que se mantiene abierta, aunque no tiene fecha de reunión. El conflicto venezolano se intensifica en la medida que se acerca el plazo del gobierno de Maduro para imponer una constituyente que implementaría a su antojo una nueva constitución.

Los representantes de México dijeron que el caso de Venezuela ahora sólo puede ser retomado en la denominada sesión de consulta de cancilleres que se mantiene abierta luego de celebrarse el encuentro. No hay fecha para una nueva reunión.

Para el exembajador Portillo es difícil pedirle a los pequeños países, que llevan a cabo una cierta dependencia del petróleo venezolano, que apoyaran la carta democrática y rompieran sus relaciones comerciales con el país sancionado, sin embargo cree que la OEA insistirá en replantear la ayuda humanitaria y exigirá la liberación de los presos políticos en Venezuela, que sobrepasan los 500 venezolanos privados de su libertad por manifestar una visión distinta a la del régimen chavista.

El diplomático venezolano reconoce que las diligencias de la OEA no han tenido la contundencia suficiente para detener la grave crisis política, económica, social y humanitaria que sufren 30 millones de venezolanos y que el apoyo de 21 países en el debate del Consejo Permanente de la OEA es aún insuficiente, aunque el mundo es cada vez menos indiferente.

Cronología de una Carta Democrática
2016
30 de mayo: El secretario general de la OEA, Luis Almagro, invoca Carta Democrática Interamericana a Venezuela, amparándose en el artículo 20, que contempla la activación del mecanismo cuando en un país de la organización “se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”.
1 de junio: El tema Venezuela fue abordado en la OEA por primera vez durante una reunión del Consejo Permanente. Se hizo un llamado al diálogo y se manifestó respaldo a la gestión de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Omar Torrijos. OEA adopta “texto conciliador” sobre Venezuela por iniciativa de Argentina.
2 de junio: La Cámara de Diputados del Congreso de Paraguay aprobó una exhortación al gobierno de Asunción -para aplicar la Carta Democrática Interamericana a Venezuela- y a los países del Mercosur para que se pronuncien a favor de la democracia en ese país.
10 de junio: OEA convoca a los 35 estados miembros para someter a votación la aplicación de la Carta Democrática el 23 de junio.
13 de junio: Se celebra la Asamblea General Ordinaria de la OEA en República Dominicana. La crisis en Venezuela no está en la agenda pero es tratada durante las sesiones.
15 de junio: El gobierno venezolano invita a los tres expresidentes garantes a una sesión extraordinaria en la OEA para informar sobre los avances del diálogo el 21 de junio.
20 de junio: Inicia proceso de validación de firmas del Referéndum Revocatorio a Nicolás Maduro.
21 de junio: El expresidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, se reúne con la OEA en Washington y pide dar una oportunidad de diálogo entre Venezuela y la oposición.
22 de junio: El Instituto Interamericano para la Democracia pidió a la Organización de Estados Americanos que active sin más demora la Carta Democrática, una “obligación moral”.
23 de junio: A pesar de la oposición de Venezuela desde el inicio, los embajadores de los países miembro de la OEA discutieron el único punto del orden del día y votaron sobre la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela. El debate fue aprobado por 20 países, 12 lo rechazaron y 2 se abstuvieron. Esta sesión concluyó sin decisión.
25 de junio: Los países de la OEA evalúan si aplican la Carta Democrática a Venezuela, luego de que el jueves en Washington la nación venezolana perdiera por primera vez en años una votación clave en la única organización que reúne a todos los países americanos, salvo a Cuba.
27 de junio: El diputado Luis Florido asegura que se inició el proceso de activación de la Carta Democrática “en el momento que se presenta el informe del secretario general de la OEA, Luis Almagro”.
29 de junio: Según la canciller Delcy Rodríguez, la Carta Democrática a Venezuela fue “derrotada”, luego de que el jueves 23 el Consejo discutiera el informe presentado por Almagro sin votar una decisión al respecto.
30 de junio: Especialistas en materia internacional aclaran que la Carta Democrática de la OEA sobre Venezuela no está activada, solo fue invocada formalmente por el secretario general del organismo.
El responsable de Asuntos Jurídicos de la Organización de Estados Americanos, Jean Michel Arrighi, defiende que la Carta Democrática ya se está aplicando a Venezuela “desde el momento en que el secretario general presentó su informe al Consejo Permanente -23 de junio-. El proceso se inició cuando se aceptó el orden del día y se hizo la reunión en cumplimiento de la Carta”.
7 de julio: El secretario general de la OEA asegura en entrevista que la Carta Democrática “está activada y en proceso de aplicación” a partir del momento en que presentó el informe sobre Venezuela ante la organización.
25 de julio: En una entrevista a Globovisión, grabada en Washington el 19 de julio y transmitida el 25, Luis Almagro aclara que el proceso de activación de la Carta Democrática “ha seguido moviéndose, ha seguido evaluándose por parte de los países”, y se encuentra transitando el tercero de cuatro pasos, que es “la evaluación colectiva” de la supuesta alteración del orden constitucional.
25 de septiembre: 14 partidos de la MUD pidieron a Almagro acelerar aplicación de la Carta Democrática en Venezuela.
21 de octubre: Oposición venezolana pedirá a la OEA aplicar Carta Democrática por un “quebrantamiento de la norma constitucional”, tras la decisión del Poder Electoral de suspender el proceso para activar el referendo revocatorio presidencial, acto que la oposición ha calificado de “golpe de Estado”.
27 de octubre: Mercosur analiza si aplica Carta Democrática a Venezuela, en el marco de la Cumbre Iberoamericana en Cartagena de Indias, Colombia.
2017
26 de enero: La Cámara de Diputados del Congreso Nacional de Chile aprobó la resolución 801 (el 18 de enero), como iniciativa de diputados de centro izquierda junto a los democristianos chilenos, en la que solicita la aplicación de la Carta Democrática contra el gobierno de Nicolás Maduro, para que se apliquen los artículos 20 y 21 del documento “en relación con la detención del Diputado venezolano, señor Gilber Caro”.
7 de febrero: El secretario general de la OEA, Luis Almagro, aseguró que mientras el Vaticano insista en el diálogo político entre los sectores de oposición y Gobierno no se aplicará la Carta Democrática Interamericana.
“Mientras El Vaticano esté ahí definitivamente no tomaremos ninguna acción de impulsar la Carta Democrática. Si nos dicen que ese diálogo terminó y hay una comunicación formal de oposición y Vaticano al respecto, recomenzaremos los trabajos necesarios para esfuerzos a la hora de adoptar medidas”.
10 de febrero: Almagro reabre debate de Carta Democrática con informe crítico de Venezuela, en el que denuncia los “serios retrocesos” de los derechos civiles y políticos en Venezuela desde que comenzó la mediación entre Gobierno y oposición, auspiciada por Unasur y el Vaticano el 30 de octubre de 2017.
17 de febrero: Organización Human Rights Foundation pide a la OEA aplicar Carta Democrática a Venezuela.
20 de febrero: Copei pidió a la OEA activar la Carta Democrática a Venezuela.
1 de marzo: La Gran Alianza Nacional (GANA) respalda la solicitud que hicieran varias ONGs y organizaciones de Derechos Humanos al Secretario General de la OEA para la pronta activación de la Carta Democrática Interamericana contra el gobierno venezolano.
El jefe de fracción de la Mesa de la Unidad Democrática, Stalin González, aseguró que la Carta Democrática Interamericana no se aplicó a Venezuela “no por falta de solicitud, sino por falta de consenso en el seno de la OEA”.

14 de marzo: Luis Almagro, propuso el pasado 14 de marzo aplicar la Carta Democrática Interamericana y suspender a Venezuela del bloque si no realizaba elecciones generales a la mayor brevedad

20 de marzo: Maduro celebra ausencia de acuerdos y se retira simbólicamente del organismo, dice que pasará a la ofensiva. “Nunca más volveremos a participar en la OEA”, dice la canciller Delcy Rodríguez

25 de marzo: Maduro adelanta que prepara estrategia para unas elecciones no presidenciales  sino para cambiar todos los poderes. Es la antelasa de la constituyente.

1 de abril: Se inician las protestas contra el gobierno

1 de mayo: Maduro anuncia su proyecto para una ANC

10 de mayo: La propuesta de declaración de EE.UU., México, Perú, Canadá y Panamá pide cancelar la Asamblea Constituyente en Venezuela en una carta muy crítica con el Gobierno de Nicolás Maduro, mientras que la opción presentada por los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom) no recogió esas demandas.

31 de mayo: La reunión de cancilleres sobre la crisis de Venezuela se suspende en su primera sesión en Washington ante la falta de acuerdo sobre los dos proyectos de declaración planteados.

2 de junio:  México propone plantear discusión de Venezuela por violación de derechos humanos y crisis humanitaria, confían en contar con al menos 4 países del Caribe, como ha ocurrido en anteriores discusiones.

19 de junio: La Organización de Estados Americanos (OEA) celebra la segunda sesión de la reunión de cancilleres sobre Venezuela en Cancún (México), antes de la inauguración formal de la Asamblea General.

21 de junio: Las islas del Caribe agrupadas en el Caricom prefieren sabotear la discusión sobre la grave crisis humanitaria y la violenta situación que enfrenta Venezuela, que renunciar a la propina petrolera impuesta por Maduro desde los tiempos de Chávez.

23 de junio: La crisis venezolana se recrudece cada vez más con casi 80 muertes violentas de parte de efectivos de la GNB, PNB y paramilitares armados a favor del gobierno en 3 meses de protestas.

Dámaso Jiménez

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta