miércoles, junio 29, 2022
Home#EstePaisDelCoñoDámaso Jiménez: La balada de la bala

Dámaso Jiménez: La balada de la bala

Dicen que cuando una bala sale a la calle ya tiene inscrito en su punta el nombre de su destinatario…

Suena descabellado decirlo pero según esta metáfora habría que buscar la posible relación entre los registros de las balas con el de los nombres en Venezuela, para saber a partir de cuándo nos encerraremos definitivamente en nuestras casas y evitar así el mortal encuentro, sin embargo las estadísticas extraoficiales del Cicpc refieren que existe un promedio de 19 venezolanos que son convertidos en cadáveres a diario, en su mayoría por impactos de bala.

En estos tiempos violentos de incertidumbre y desabastecimiento, de intolerancia y odio, de egoísmo y envidia, cada bala irrumpe y conspira con tal precisión que se lleva por delante a quien sea, hoy o mañana, esta semana o la otra, destruyendo familias enteras, enlutando medio país, atentando contra la voluntad de vivir, mientras unos diputados con escoltas hasta en los dientes gastan su tiempo y nuestros recursos en vivo peleando por una gorra o declarándose en una guerra distinta a las que las balas vienen ganado y bailando desde hace un tiempo entre nosotros.

Un carro cualquiera pasa por una calle llena de vecinos y se lleva de una ráfaga a varios jóvenes que celebraban. Una tarde un joven con retardo mental se junta con un arma y cae muerta la madre. En la cárcel de Sabaneta hay un casino de ruletas rusas. La adolescente más bella del sector recibe un impacto en la cabeza en un monólogo de celos. El cañón habló primero cuando le quitaron el carro por sorpresa. ¿Y las balas perdidas? ¡Ay, las balas perdidas…! Estas son solo escenas tomadas al azar de diferentes sucesos ocurridos en el Zulia en tan solo un mes.

A veces nos ponemos a pensar si algún roce de esta tragedia nacional invade uno que otro minuto las reflexiones del más gallardo de nuestros diputados revolucionarios, Diosdado Cabello, mientras hace círculos uniformes con su imponente copa con cognac del bueno en una mano y la lenta estela de humo de su cohíba solitario en la otra, divagando sobre los pro y los contra de la Ley-Desarme.

El saliente Pablo Pérez trajo al final de su gestión unas patrullas, pero no pudo con el tema, y Arias Cárdenas, el entrante, firmó un contrato de «todo o nada», al prometer que acabaría de forma inmediata con la inseguridad que arremete contra la región.

Pero en los primeros 50 días de su gestión las balas delictivas y mal acompañadas han hecho efecto en más de un centenar de zulianos, quedando otros 50 días para presentar un primer balance oficial sobre esta situación. Esperaremos el informe de «Los primeros 100 días de gobierno».

Lo cierto es que más allá de una Universidad de la Seguridad, los zulianos requieren de una respuesta inmediata para detener la ola de crímenes, atracos, sicariatos, ajusticiamientos y balacera impune y despiadada que tanto dolor ha desatado sin que nadie se apiade de los dolientes.

Tan solo en el mes de enero hubo 90 asesinatos en la región mientras sigue sin arrancar la operación desarme prometida en la misión «A Toda vida Venezuela», tal como lo reflejó una publicación reciente de Versión Final en Maracaibo.

Es que a pesar de que medio país se esté cayendo a pedazos, combatir el hampa y la inseguridad permitiría al menos las condiciones básicas necesarias para salir a luchar y sobrevivir en medio de un clima de convivencia más o menos pacífica, en vez de tener que pensar que mañana saldrán nuevas balas a la calle y alguna podría tener tu nombre.

www.biendateao.com

@damasojimenez

RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + 9 =

Most Popular

Recent Comments