sábado, mayo 28, 2022
Home#EstePaisDelCoño@damasojimenez: Fronterizo

@damasojimenez: Fronterizo

 

Tanto el presidente Santos como el presidente Chávez parecen decididos a ignorar lo que viene ocurriendo en nuestras fronteras.  No es posible que intereses comerciales entre ambos países terminen arropando la angustia y la desesperación de los poblados apostados en ambas bandas de la línea limítrofe que son los que cargan no sólo con el abandono social y el olvido  característicos en estas “tierras de nadie”, sino con las distintas mutaciones en que devino la violencia de irregulares armados en la zona.

Venezuela siempre ha mostrado cierta indiferencia al problema alegando que el tema de la FARC y el ELN es meramente un asunto de guerra interna de los colombianos, eximiéndose de poner sus barbas en remojo en cuanto al tema.

Incluso se ha hecho de la vista gorda ante las constantes movilizaciones que vienen haciendo desde hace varios años estos grupos irregulares hacia el lado venezolano de la frontera como El Cruce por Río de oro y la sierra de Perijá, en Casigua el cubo por el sur del lago y a lo largo de las miles de trochas abiertas en la alta Guajira.

Ganaderos de la zona han ratificado en numerosas oportunidades la presencia de irregulares pero nadie les hace caso por escuálidos y oligarcas, los que han apoyado al gobierno no están mejor, sus haciendas también han sido invadidas, han perdido vastas cabezas de ganado que mueren de hambre mientras el país importa carne, y están obligados a callar lo que allí sucede.

 

Los indígenas yukpas y barí llevan más de 3 años protestando por el incumplimiento hecho ante la nueva política de demarcación de tierras en el pie de monte perijanero, juegan al desgaste con ellos, el presidente Chávez le da una vez al año algunas palabras de aliento en octubre, pero su paciencia revolucionaria parece haber colapsado y aprovechan el día de la resistencia indígena para denunciar de forma contundente las acciones efectuadas por funcionarios del gobierno nacional para bajar estas etnias de la sierra a fin de crear un corredor “a los caminadores”, que es como llaman a los irregulares armados que transitan libremente por territorio venezolano. Los quieren fuera de su hábitat histórico y natural por más de 520 años.

El diputado Eliseo Fermín que lleva años investigando los pormenores de la frontera, dice estar en desacuerdo con el silencio asumido por el propio presidente Santos ante por ejemplo, el bombazo emitido por el propio gobernador del Zulia, Pablo Pérez y el padre José Palmar, al ratificar en días pasados ante Caracol Radio -pruebas en mano- , la presencia de alias Timochenko en el lado venezolano de este problemático territorio. Pero como es propio en la conchupancia de estas altas amistades, aquí no ha pasado nada.

 

Y es posible que sea así. De hecho la guerra ideológica que alimentó por más de 40 años a estos grupos armados en el hermano país, pudo haber desaparecido con el tiempo o transformado en otra cosa en otros países. Por ejemplo, todo parece indicar que con la derrota sufrida ante el Ejército colombiano, estos grupos han terminado permeando sin duda y formando parte ahora de la problemática de inseguridad en los estados fronterizos de nuestro país.

Los expertos aseguran que la guerrilla ha mutado en su conformación con grupos venezolanos, incluso algunos han desertado y montado tienda aparte, casi como free-lance, por su cuenta, elevando los altos índices de violencia no solo en la zona donde aplican innumerables extorsiones y vacunas como la ley del queso, sino que podríamos decir que han irrumpido en las estadísticas de los principales delitos en las zonas urbanas como el secuestro, el sicariato y el robo de vehículos.

Es lo único que se ha desarrollado en la frontera en los últimos 10 años, ni una troncal nueva, ni una carretera importante, ni aguas blancas y negras en la Guajira, ni un puente en buen estado, sólo miles de millones extraviados a través de un comisionado para las emergencias del sur del lago en plena campaña electoral y una amistad quizá fortalecida entre Santos y Chávez, que gustan dellevarse por delante ciertos temitas incómodos en sus eventuales reuniones y arrastrar consigo las complicidades e infidencias propias de las negociaciones por el bien de mantener el nuevo compadrazgo binacional. ¿Ustedes verán cómo se las arreglan con ese asuntico de la inseguridad?

@damasojimenez

Publicado 19th May 2013 por El blog de Dámaso Jiménez

RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 17 =

Most Popular

Recent Comments