viernes, agosto 19, 2022
HomeCrónicasMARIO VARGAS LLOSA: LOS PERIODISTAS NO PUEDEN SER MÁRTIRES

MARIO VARGAS LLOSA: LOS PERIODISTAS NO PUEDEN SER MÁRTIRES

El escritor peruano Mario Vargas Llosa urgió a la sociedad a movilizarse para defender este oficio.

A los periodistas no se les puede pedir ser mártires cuando carecen de condiciones para ejercer su profesión en zonas tomadas por el narco, advierte el escritor Mario Vargas Llosa.

“Los periodistas son seres humanos, si no hay un orden que se defienda y que los respalde, los periodistas no tienen por qué ser mártires. Algunos lo son, desde luego, pero no se puede pedir a la profesión entera que elija el martirio”, dice.

Las acciones contra periodistas más que contra individuos concretos, añade, atentan contra el periodismo libre e independiente. Urgió a la sociedad a movilizarse y defender el ejercicio de la profesión de la cual “depende en última instancia su libertad”.

Vargas Llosa regresará a México a principios de diciembre para recoger el Premio Internacional Alfonso Reyes, anunciado horas después de que la UNAM le confiriera el doctorado Honoris Causa en el Centenario de su fundación.

¿El periodismo lo renueva como escritor? No me gusta la idea del escritor encerrado en una biblioteca.

Me gustan los libros, me apasiona la lectura, pero me interesa mucho no perder el contacto con la historia viva, la historia haciéndose, y eso significa para mí el periodismo.

Es una manera de mantenerme al día y, sobre todo, de participar en el debate cívico. Ha sido una fuente de temas para escribir novelas y teatro. Sin el periodismo, no hubiera podido escribir la mitad de mi obra.

Dice que no escribe novela histórica…

La novela histórica trata de reconstruir el pasado y no es lo que intento en mis novelas sino más bien utilizar el pasado para construir ficciones, unos mundos que tienen que ver mucho más con el presente y con el futuro que con el pasado.

El mal es la raíz de la novela de Conrad. ¿Y en la suya? Ciertas condiciones pueden convertir a los seres humanos en monstruos, es lo que ocurrió en el Congo en la época del caucho: Por una parte, la codicia, el deseo de acumular riquezas fáciles y rápidas; y por otra, vivir en un entorno donde no había ninguna legalidad, donde los caucheros eran amos y señores de horca y cuchillo. El caucho, que fue una gran riqueza y trajo muchos beneficios a la humanidad, por otra parte, causó los primeros genocidios.

Le angustia callar como escritor, perder el fuego ¿Cómo atiza la flama? Creo estar todavía vivo, pero desde luego hay el peligro de morirse en vida. Los años son los años y hay que seguir dando la batalla hasta el final, pero si uno llega a estar derrotado, hay que darse cuenta de ello.

RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + doce =

Most Popular

Recent Comments